Los militares de Novosibirsk entrenan a los cadetes africanos en utilizar los esquís

Noticias de Rusia > EXTRANJEROS EN RUSIA

Suena la comanda, “¡Ponerse los esquís!”. Enseguida los fuertes chicos africanos empezaron a ponerse los esquís rodeados de mucha nieve y el bosque de pinos. De la ciudad siberiana de Akademgorodok. El lugar de entreno es la pista de la Escuela Superior Militar, donde el curso académico dura cinco años. 

Según los jóvenes soldados africanos, lo más difícil es entender el idioma ruso y acostumbrarse al frío. Lo demás, no es la tarea muy complicada. Sin embargo, esquían los cadetes no tan bien como lo quiere su entrenador. Está claro que el biatlón no es tan popular en su país. Bajo el crujido de la nieve, los esquís se deslizan pero los jóvenes siguen a su objetivo – llegar a la final.


No se puede permitir fallar el entrenamiento: los países africanos pagan millones al Ministerio de Defensa de Rusia por entrenar a cada soldado.

“Aquí viene los mejores de los mejores, antes de venir tenemos que hacer exámenes. La competencia es muy alta – a veces 100 personas por un puesto”, explica el cadete africano, Ris Del Onie. En Congo estudió 10 años en la Academia Militar. Cuando llegó a Novosibirsk habló tres idiomas: francés, español y inglés. Ahora aprende el idioma ruso.

Ris y sus compañeros estudian en una facultad especial, donde estudian los cadetes de Angola, Malí, Mozambique y la República Níger. Vive en una residencia de estudiantes, compartiendo habitación con otros cuatro cadetes. Aquí también hay una sala de billar y un pequeño gimnasio – un sueño de cada hombre.

“Al igual que los cadetes rusos, los soldados africanos reciben una pequeña ayuda económica de 10-12 mil rublos al mes dependiendo del rango. No tienen la tarjeta militar rusa, pero utilizan su uniforme que les envían desde su país de origen”, explica el comandante, Vyacheslav Alexeenko.

Lo primero de todo se les entrega la ropa de invierno, la ropa que no se vende en Congo o Angola, como un gorro con orejeras, las botas de invierno y chaquetas de piel.

"Llegué aquí el invierno pasado y mi primera reacción fue ,”¡Vaya, la nieve! Es tan bonito!”. Además, cuando salí de Congo la temperatura era +30ºC mientras que en Novosibirsk era -30ºC. En la maleta llevé un par de camisetas, ninguna ropa de invierno.” - dice Patrick Oviabia de 23 años. Este cadete quería aprender a esquiar desde muy pequeño y por fin ha podido cumplir el sueño. Su padre también hizo el servicio militar en la USSR y siempre contaba las historias sobre los rusos. Patrick siempre quería ver la nieve, así que cuando tuvo la oportunidad de estudiar en Rusia, se sentó muy feliz.

Recuerda que en su primer día libre tuvo que pedir ayuda a su compañero ruso para llamar al taxi y comprar algo de comida. Era muy difícil debido al idioma. Desde entonces son muy amigos.

Artes marciales, formación, preparación, táctica, tiro, montaje y desmontaje de Kalashnikov y otras armas – así es la “rutina” de los cadetes extranjeros. Además, de vez en cuando es necesario utilizar una mascara de gas con trajes de protección. En verano los cadetes entrenan en el lago, en invierno – en la piscina. Cada fines de semana los jóvenes africanos tiene un programa cultural completa que entran las visitas a los museos, cine, zoo o la opera.

Los cadetes leen los libros en ruso. Les gusta la literatura clásica, muchos leen “La guerra y la paz” en versión original. Además, les encanta la comida tradicional rusa.

 

Cartelera en Rusia

Ballet de Moscú - El baile del Cisne

Ballet de Moscú - La pastorale

Vacaciones en Rusia

banner horizontal - detalle de noticia

banner horizontal 2 - detalle de noticia

Otros materiales de la categoría Noticias de Rusia
Comentarios

Iniciar sesión

¿Aún no está registrado?
click aquí para registrarse.