Medvedev apoyó a la gente sin el talento

Noticias de Rusia > CURIOSIDADES

El primer ministro, Dmitry Medvedev, pidió comprobar si los funcionarios rusos reciben regalos demasiado elegantes. La ley les prohíbe aceptar los presentes más caros de tres mil rublos, pero cumplir con este límite no consigue incluso el presidente de consejo de ministros. "Lenta.ru" compuso la lista de los regalos más inesperados, que hicieron a Medvedev en los últimos años.

Informe sobre el cumplimiento de las restricciones por los funcionarios de los recuerdos caros, debe estar preparado para el mes de septiembre. Es uno de los puntos en la lista de asignaciones de la ejecución del decreto presidencial "Sobre el plan nacional de lucha contra la corrupción", publicado en la página web el consejo de ministros el día 11 de mayo.

Sobre la prohibición de recibir y hacer los regalos a los funcionarios, recientemente, recordó el ministerio de trabajo. Antes de las fiestas navideñas en el ministerio explicaron que la excepción se puede hacer sólo para las cosas, obtenidas durante las actividades protocolarias, los viajes de negocios y otras actividades oficiales", pero el precio del regalo, en cualquier caso, no debe superar los tres mil rublos. Si el regalo es más caro de esa suma, se reconoce como la propiedad del estado, las regiones o los municipios, pero si se desea se puede comprarlo con su propio dinero.

El primer ministro, que está en contra los generosos donantes, en el último tiempo, es muy modesto en regalos. Por ejemplo, en el mes de abril, en el día del cumpleaños del ministro de finanzas, Antón Siluanov, le entregó un bolígrafo. Su precio y la marca no eran precisadas, pero Medvedev no hizo del acontecimiento la gran pompa. El ministro de finanzas de todos modos, rara vez tiene los días de cumpleaños normales, y el bolígrafo, es simplemente "para signar los documentos", dijo él.

Los que quieren alegrar al propio Medvedev se acercan a la pregunta de manera más creativa y responsable. Después de que el jefe de Apple, Steve Jobs, en el 2011 le regaló la política de iPhone 4, sobre él cayeron una gran variedad de gadgets, incluyendo el YotaPhone, con dos pantallas, tablets BlackBerry y Samsung.

Además de la electrónica, a la que Medvedev tiene la evidente debilidad, le entregaron los objetos mucho más extraños, y a veces para el premier, claramente, no era fácil alegrarse por el regalo.

Puesto 7. Punzantes y cortantes

Regalar los cuchillos, relojes y pañuelos se considera una mala señal. La tradición dice que, solo se pueden comprar, de lo contrario van a traer los daños y la infelicidad.

Y, sin embargo, como mínimo, dos veces Dmitry Medvedev tuvo que recibir como regalo los objetos afilados. En Suiza en el 2009, a él, en ese momento, el presidente de Rusia, regalaron un sable y una navaja. El sable, la verdad, fue el patrimonio del general Suvorov de los tiempos de su transición a través de los Alpes. El jefe de estado se alegró de recibir la navaja del ejército suizo, y el sable prometió enviar al Museo de Suvorov.

La parte receptora se disculpó, que no tomó en consideración las supersticiones rusas, y el invitado finalmente tuvo que desembolsar. "No podré pagarle mucho, pero dejaré dos francos", -dijo él, simbólicamente recobrando el regalo.

El cuchillo nacional de scout, que recibió dos años más tarde, le salió más barato: Medvedev lo "compró" por una moneda rusa, dando los paracaidistas la moneda de cinco rublos.

Puesto 6. El aroma del período de antes de la revolución

Al político, le trataron de impresionar con la colonia que, conforme con la etiqueta, en general, no es deseable de regalar a los extraños. El frasco "Moscú roja”, al presidente presentaron en el 2011. El jefe de estado entregaba la orden de la Amistad, a Antonina Vitkovskaya, la directora general de la empresa "Novaya Zarya", que produce los perfumes para las fashionistas soviéticas. Aquella no se quedó en deuda: "Gracias al apoyo del estado, nuestra perfumería sigue funcionando, para que nuestras mujeres sigan siendo las más hermosas", - dijo ella. Y le otorgó a Medvedev la colonia, realizada en el año 1912.

Puesto 5. El dulce de dictador

Los regalos de la categoría hand-made no violan ninguna etiqueta, ni creencias populares, y los que reciben estos regalos, por lo general, los aceptan con calor, y con gratitud. Por ejemplo, los ciudadanos que aún tienen la esperanza en las decisiones de los funcionarios, a menudo les llevan las piezas caseras hechas a mano.

"Cuando llego a las aldeas, la gente me regala un bote de miel o encurtidos, - dijo al servicio nacional de las noticias, comentando la comisión de Medvedev, el diputado de la Duma estatal, Román Khudyakov. — Si una abuela o la familia te regala un bote de conservas caseras, y no lo recibes, de este modo demuestras tu falta de respeto. Yo siempre lo acepto, y luego, con mucho gusto lo comemos con mis hijos".

En el año 2010, el papel de una abuela hizo, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez. Después de las negociaciones entregó a Dmitry Anatolievich, un paquete de dulces. "Mire, he traído el chocolate venezolano, el mejor chocolate del mundo, y si comience a extenderse por toda Rusia, será muy barato", dijo Chávez, desenvolviendo los regalos. Estuvo en el paquete, también, el bote de la mermelada de plátano — que, también, es la mejor del mundo, aseguró el líder venezolano. Lo que pensaron acerca de esto en la delegación rusa, los diplomáticos no especificaron.

Puesto 4. Otra realidad

En el diciembre del año 2015, cuando en el gobierno de Rusia ya se desesperaron por tocar el fondo de la crisis, al premier le propusieron distraerse de los problemas de la vida cotidiana: en la conferencia en China, él recibió de regalo un casco de realidad virtual, diseñado por el startup nacional Fibrum.

El mismo dispositivo, para moverse por los mundos virtuales, fue entregado a Jack Ma — el presidente de Alibaba Group, la capitalización, de la que más de una vez llamaron como arrancada de los logros reales.

Puesto 3. Otro Putin

Los participantes del foro juvenil "Seliger", que Medvedev visitó en el año 2010, en el cargo de presidente, decidieron actuar con seguridad y demostraron la extraordinaria visión de futuro. El jefe de estado recibió, en primer lugar, su propio retrato, así como el retrato de Vladimir Putin, el primer ministro.

Medvedev prometió, que entregara el regalo a Vladimir Vladimirovich, pero no es improbable que el retrato le podría ser más útil — en dos años, el jefe de consejo de ministros y de Kremlin se intercambiaron los puestos. Y el retrato de Putin, que asumió la silla presidencial, ahora está en su lugar en cualquier oficina.

Puesto 2. "Pobre, pero con el gusto" de Zuckerberg

Del fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, la fortuna del que se estima en decenas de miles de millones de dólares, esperaron, como mínimo, un nuevo e impresionante gadget como un regalo para los rusos de altos cargos. Pero la reunión con Medvédev, que se realizó en el año 2012, no cumplió con las expectativas: como el resultado de las negociaciones, el entonces primer ministro de Rusia recibió del multimillonario estadounidense una camiseta blanca. Con el link de la página de Medvedev en internet.

Puesto 1. Simplemente una canción

Cinco años atrás, en el cargo de presidente, Dmitry Medvedev se reunió con la "Rusia Unida" para escuchar las quejas de la población. "Me gustaría hacerle un pequeño regalo - es una balada de nuestra fábrica de ladrillos de la cuidad de Strizi. Contamos con la gente, no sólo diligente, pero, también, muy talentosa", - dijo en la reunión, la funcionaria de la fábrica, Eugenia Ivakina.

La obra Medvedev recibió por escrito, pero no consiguió leerla en este momento. "La balada, la leeré más tarde. Está escrito con el corazón, emocionalmente, se siente el enfoque histórico", - dijo el líder. La última estrofa leyó en voz alta directamente en el evento. Allí, se habló sobre el difícil destino de la fábrica y de que, es el momento en que el gobernador debe de prestar la atención hacia la fábrica. "Nikita Yurevich, lo ha oído?" — se dirigió el presidente al líder de la región Nikita Belyh.

Probablemente, al recibir los regalos exóticos e incluso exclusivos, Medvedev, sueña con una cosa muy distinta. El jefe de gobierno, dijo más de una vez, que el mejor regalo para él — son los discos de vinilo, con la música de hard-rock. Pero rara vez se los regalan, aunque su costo es, generalmente, menor de tres mil rublos.

Cartelera en Rusia

Ballet de Moscú - El baile del Cisne

Ballet de Moscú - La pastorale

Vacaciones en Rusia

banner horizontal - detalle de noticia

banner horizontal 2 - detalle de noticia

Otros materiales de la categoría Noticias de Rusia
Comentarios

Iniciar sesión

¿Aún no está registrado?
click aquí para registrarse.